Al encontrarnos en medio de tanto información que recibimos a diario de los cientos de miles de publicaciones en redes sociales, grupos de whatsApp, y sitios de internet, definitivamente es imprescindible anteponer una herramienta clave que es el “discernimiento”, el cual es una de las inteligencias que posemos como seres humanos, nos ayuda a elaborar un juicio equilibrado, se basa en normas, principios, creencias, conocimientos y aspiraciones, sí es generado correctamente ayuda a re-crearnos estados de paz, entendimiento y sosiego.

Se han caído muchos paradigmas humanos que creíamos infranqueables, los sistemas se vieron paralizados, algunos desgastados incluso hasta colapsados, nuestro sistema de creencias está cambiando y transmutándose, sin embargo los valores universales, los principios y las elevadas virtudes humanas, vuelven a ser la brújula que nos estarán orientando para reencontrar el rumbo.

Las «fake news”, o “noticias falsas” desde hace tiempo han sido negocio, algunas son articuladas sólo para vender, son perfectamente premeditadas, para causar sensacionalismo, para golpear a adversarios políticos y muchas otras han sido formuladas para manipular a través de la mentira. Por otra parte, varios usuarios de redes sociales, se han visto censurados por los mismas redes, incluso han borrado cuentas y canales, en especial las que promueven conceptos de salud integral, alternativa y complementaria. Tanto las fake news así como la censura, hay que tenerles “cuidado”. La libertad de expresión sigue siendo un derecho trascendental en la sociedad, es importante comunicarnos a partir de la verdad y no falsedades que solo buscan ser vistas y compartidas para generar ganancias y mas seguidores.

«Investigadores del Media Lab del “Massachusetts Institute of Technology” han llevado a cabo un estudio que ha demostrado que las noticias falsas tienen un poder preocupante, pues llegan a mucha más gente que la información verídica y pueden incluso alterar el criterio para distinguir entre lo que es cierto y lo que es falso. Un estudio sobre el impacto de las fake news en España da las siguientes estadísticas:
• El 4% de la población afirma crear Fake News.
• Los jóvenes tienen más capacidad para distinguir las noticias falsas de las verdaderas.
• Las Fake News se distribuyen mayoritariamente por diversión y porque no se cree que se hace daño a nadie.
• Se cree saber que una noticia es falsa por la irrealidad de su contenido, el medio en el que aparece publicada la noticia y por titulares muy alarmistas, ridículos e improbables.

En esta sociedad en donde estamos siendo consumidos por la era digital, se requiere tener mucha cautela al leer o ver algún video, es necesario pasarlo por el filtro del discernimiento y por salud emocional no percibirlo desde las fibras más sensibles, sino hacer “tripas corazón” y consumirlo desde una mente más critica, analítica y racional. Siempre hay que buscar las fuentes originales y aún así volverlas a poner en cuestionamiento, para que realmente a través del discernimiento logremos encontrar conocimientos claves que como rompe cabezas nos ayuden a armar todo el entramado social.

Sólo comparte información que consideres útil, práctica, verdadera y sobre todo que sume a los demás, la información que ha sido para generar miedo el único resultado es restar fuerza, debilitar la fe, disminuir la esperanza y enflaquecer el optimismo. Decide inteligentemente y genera tus propios juicios, alínealos con el corazón y sobre todo con tu verdad interior

Share This
Abrir chat