BLOG

La búsqueda de la Felicidad

La búsqueda de la Felicidad

Siempre la Felicidad ha sido uno de los más grandes anhelos que como seres humanos deseamos alcanzar, sin embargo hay muchas acciones, hábitos, pensamientos, sentimientos, situaciones y realidades que nos alejan de ella, quedándose como una búsqueda quimérica o simple utopía. Si vemos la historia de la humanidad, es difícil encontrar prolongados momentos de felicidad colectiva, de alguna u otra manera se ha visto eclipsada por los deseos bélicos e iracundos de invasión y conquista, así como de falsos y erróneos dogmas. A pesar de toda nuestra historia, sigue siendo uno de los más grandes deseos tanto en lo individual como en lo colectivo. Etimológicamente la palabra felicidad proviene del latín felicitas, felicitatis, que a su vez se deriva de felix, felicis que significa `fértil´, `fecundo´. La simple etimología nos equipara con la esencia de la naturaleza, ella es fértil y fecunda, una tierra bien cuidada y conservada tiene la posibilidad de hacer crecer las flores, frutos, verduras, semillas, y su vez proveerá de alimentos y de las condiciones necesarias para que las diversas especies puedan vivir en sus hábitats. La felicidad ha motivado profundas reflexiones e investigaciones en distintas áreas del conocimiento: filosófico, político, cultural, social, económico, psicológico y científico. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española la felicidad es un “estado de grata satisfacción espiritual y física”, para Aristóteles la “felicidad es el significado y el propósito de la vida, el fin de la existencia humana”, para el filósofo Leibniz, “la felicidad es la adecuación de la voluntad humana a la realidad”, para Lao Tzu “la felicidad se podía lograr teniendo como modelo la naturaleza”. De acuerdo a la cosmovisión de la cultura del Totonacapan era necesario que el ser humano hallará su “staku”, palabra que se traduce como “estrella” y representa el “don” que todo ser humano detenta al nacer, la cuestión es descubrirlo y así una vez encontrado, la vida toma su propio sentido y se vive felizmente. Para la cosmovisión tolteca, el vivir era un arte, por ello se tenía que saber cómo y para qué vivir, así mismo para los pueblos originarios de México central, la felicidad era una condición que se tenía que alcanzar en base al mérito, es decir era algo meritorio y se tenía que merecer en base al servicio que se ofrendaba al pueblo. La felicidad así como muchas otros anhelos que deseamos como seres humanos, puede entenderse entonces como una constante...

COMPARTIR

RECIENTES

Transmitiendo valores para la vida

Transmitiendo valores para la vida

Preparando, formando y educando a quienes serán los responsables de conducir las grandes transformaciones de orden científico, cultural, humanista, social, económico y del medio ambiente. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor...

leer más
Año nuevo, vida nueva.

Año nuevo, vida nueva.

Año nuevo, vida nueva.El ser humano a través de la observación, concientización y experimentación del transcurrir del tiempo, logró precisar, medir y cuantificar los distintos movimientos y momentos que la Tierra, la naturaleza y el ser mismo experimentaban dentro del...

leer más

VIDEOS

CATEGORÍAS

MATERNAL Y PREESCOLAR

PRIMARIA

SECUNDARIA

Abrir chat
Powered by